CARTIL-CLG

24,00 

Colágeno marino hidrolizado

PRESENTACIÓN: 90 cápsulas de 760 mg.

INGREDIENTES:Colágeno hidrolizado (1.350 mg), Carbonato de Calcio 15% CD, Oxido de Magnesio (15% CDR), Vitamina C (ácido L-Ascórbico 50 CDR), Acido Hialurónico 30 mg, Sulfato de Zinc (50 CDR), Vitamina E (Acetato DL-alfa tocoferilo 50% CDR), Vitamina A (Acetato de retinilo 50 CDR), Vitamina D (Colecalciferol 50 % CDR).

USO TRADICIONAL DE SUS COMPONENTES

COLÁGENO HIDROLIZADO:
Estudios recientes has demostrado que la ingesta del colágeno hidrolizado estimula la regeneración del cartílago evitando el desgaste de las articulaciones además de ayudar en el tratamiento de enfermedades reumáticas como la artrosis, la artrosis reumatoide, la espondilitis anquilosante, la osteoporosis, la osteoartritis, la artritis juvenil y la gota etc. El colágeno es la proteína más abundante del cuerpo y nos  proporciona la estructura adecuada a nuestros tendones, tejidos cartilaginosos, huesos y tejidos conectores. De ahí que ayude también no solo a evitar la flacidez de la piel sino a reafirmarla en todo el cuerpo, incluida la cara y el cuello, todo ello sin efectos secundarios Fortalece el cabello, favorece la recuperación el cuerpo después del ejercicio y ayuda a bajar de peso.
Existen más de 19 tipos de colágeno, algunos de los más conocidos son:
• Tipo I: es el más simple y se encuentra en la dermis, los huesos, los tendones, la dentina y la córnea
• Tipo II: es característico del tejido cartilaginoso y del humor vítreo del ojo
• Tipo III: se encuentra en las paredes de los vasos sanguíneos y las glándulas
Cabe destacar que varios tipos de Colágeno pueden estar juntos formando parte de un tejido.
El Colágeno hidrolizado que contiene CARTIL CLG se produce a partir del Colágeno tipo I, por medio de un proceso de hidrólisis enzimática. El Colágeno en forma de gelatina (hidrolizado) ofrece mayor biodisponibilidad y absorción.
BENEFICIOS DEL COLÁGENO:
Puede disminuir el dolor, la inflamación, el edema y la rigidez de la artritis reumatoide, interviene en la reparación del tejido cartilaginoso, fortalece los huesos, las articulaciones y las uñas, mejora la firmeza de la piel y ayuda a cicatrizar las heridas.
ÁCIDO HIALURÓNICO:
El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido (azúcar) de formación natural y de textura viscosa que se encuentra en la sinovia, humor vítreo y tejido conjuntivo colágeno de numerosos organismos. En seres humanos, la mayor cantidad de ácido hialurónico reside en el tejido cutáneo, 7-8 gramos por adulto medio, lo que representa más o menos el 50% del total que tiene un ser humano.
Este tipo de ácido es un lubricante natural del cuerpo, además de ser un portador de vitaminas y minerales. El proceso de lubricación permite que la piel se adapte a las alteraciones de forma y volumen que tienen lugar cuando se mueven los huesos y los ligamentos.
Funciones principales del ácido hialurónico:
• Facilitar la movilidad de las células en la MEC (matriz extracelular), ya que permite que dichas células se muevan a través de la matriz extracelular.
• Participar en la cicatrización de las heridas, al posibilitar que las células se trasladen a la zona lesionada.
• La protección conjunta en el líquido sinovial. El ácido hialurónico forma parte del líquido lubricante y protector de las rodillas, hombros, codos, etc…

• Rellenar el espacio ocular, puesto que es parte del líquido contenido en el globo ocular.
• Protección del colágeno. El ácido hialurónico forma una barrera protectora en la epidermis.
OXIDO DE MAGNESIO:
El óxido de magnesio, como su nombre indica, es el resultado de la combinación del magnesio con el oxígeno, esto se obtiene mediante un proceso controlado de calcinación de la magnesita, también conocida como carbonato de magnesio.
También se le conoce como magnesia.
• El magnesio ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y dientes.
• Previene los cálculos renales ya que moviliza al calcio
• Es también efectivo en las convulsiones del embarazo: previene los partos prematuros manteniendo al útero relajado.
• Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales.
• Actúa sobre el sistema neurológico favoreciendo el sueño y la relajación.
• Autorregula la composición y propiedades internas (homeostasis).
• Actúa controlando la flora intestinal y nos protege de las enfermedades cardiovasculares. Favorable para quien padezca de hipertensión.
ZINC:
El zinc forma parte integrante de la insulina, la hormona que se emplea en el tratamiento de la diabetes, y es esencial en la síntesis de todas las proteínas del organismo. Toda exigencia extraordinaria, física o mental, del organismo puede significar un incremento en las necesidades de zinc, o ser la causa de que nuestro organismo agote sus reservas de zinc, ya que los productos alimenticios ricos en fitatos y en fibra inhiben la absorción del zinc de los alimentos.

  • Es constituyente de gran número de metalo-enzimas.
  • Regulador del crecimiento y apetito.
  • Interviene en el sistema inmunológico.
  • Mejora la cicatrización de las heridas.
  • Relacionado con la acción de la insulina.

INDICACIONES COMO COMPLEMENTO ALIMENTICIO:

  • Enfermedades donde está aumentada la excreción de zinc: pancreatitis, diabetes.
  • Indicado en zonas de elevada sudoración.
  • Para adolescentes y en el embarazo.
  • Deportistas ya que suelen ser deficitarios en la dieta.
  • La salud de la próstata
  • La síntesis de las proteínas y la formación de colágeno. Piel sana.
  • Mantenimiento de un sistema inmunológico saludable.
  • La regeneración de los tejidos.
  • La agudeza del gusto y el olfato.
  • El mantenimiento de las concentraciones adecuadas de vitamina A en la sangre.

Sus indicaciones son: Artritis reumatoide, gingivitis, alcoholismo, epilepsia, prostatitis, cirrosis, hepatitis, ceguera nocturna, degeneración macular, acné, cicatrización de quemaduras, dermatitis, eczema, cicatrización de heridas, psoriasis, estrías, acrodermatitis enteropática, diabetes, enfermedad de Hodkings, infección, SIDA, prostatitis, infertilidad, impotencia, hipogonadismo, amenorrea, falta de ovulación, retraso del crecimiento, úlceras, pérdida del gusto y del olfato, hiperactividad infantil, enfermedad de Wilson, etc.
VITAMINA A:
La vitamina A es una vitamina liposoluble con acciones esenciales en la visión, el crecimiento, el desarrollo óseo, la formación y conservación de los tejidos epiteliales, la piel, los procesos inmunológicos y en la reproducción normal.
VITAMINA C:
La vitamina C tiene múltiples funciones como cofactor o coenzima, jugando un papel esencial en el metabolismo. Aumenta la absorción de hierro y asegura su suministro en forma de ferritina. Participa en la síntesis de colágeno favoreciendo la integridad celular del tejido conjuntivo, cartílago, matriz ósea, dentina, piel y tendones. Importante antioxidante, promueve la resistencia a infecciones mediante la actividad inmunológica de los leucocitos, la producción de interferón, el proceso de reacción inflamatoria o la integridad de las mucosas. Reduce el riesgo de infecciones y participa en la cicatrización de las heridas, fracturas y hemorragias. Combate las infecciones bacterianas y virales, reduciendo además los efectos sobre el organismo de algunas sustancias productoras de alergia. Convierte la forma inactiva de ácido fólico en forma activa. Protege a la tiamina, la riboflavina, el ácido fólico, el ácido pantoténico y a las vitaminas A y E contra oxidación. Retrasa el proceso de envejecimiento celular, estimula la secreción de orina, incrementa la capacidad de resistencia a la infección de los leucocitos, refuerza el sistema inmune, acelera la cicatrización de las quemaduras, mejora la acción de la insulina en la diabetes, previene y de la insulina en la diabetes, previene y neutraliza los efectos nocivos de los radicales libres.
VITAMINA E:
La vitamina E (tocoferol) es uno de los más poderosos antioxidantes, actuando en los alimentos para prevenir la peroxidación de ácidos grasos poliinsaturados. En el intestino aumenta la actividad de la vitamina A evitando su oxidación intestinal y evita que los ácidos saturados y la vitamina A se desdoblen y combinen con otras sustancias que puedan
llegar a ser dañinas para el organismo.
VITAMINA D:
• Previene las enfermedades de los huesos, porque regula el calcio.
• Interviene en el crecimiento de las células
• Beneficiosa para el colesterol.
• Es fundamental para la absorción de calcio y fósforo.
Su deficiencia puede producir en los casos de desórdenes de absorción, toma de cantidades inferiores a las recomendadas o exposición insuficiente al sol; raquitismo, enfermedad que se da en niños, por falta de calcio en los huesos,deformidad de huesos, calambres y debilidad muscular, crecimiento lento, dolores de extremidades y debilidad en los huesos (Osteoporosis).

MODO DE EMPLEO: Tomar, según necesidades de una a dos cápsulas antes del desayuno, comida y cena.

Información adicional

Marca

cápsulas

0
TU CARRITO
  • No hay productos en el carrito